Depilación láser:

Es una nueva técnica que se depila en forma rápida, eficaz y virtualmete indolora, gracias a la revolucionaria tecnología SOPRANO XL. Este sistema permite usar el láser en movimiento barrido) y con bajos niveles de energía que produce un calentamiento progresivo de la dermis, hasta una temperatura que daña el folículo piloso y previene el recrecimiento, sin necesidad de analgésicos o sistemas de enfriamiento extra.

Admite depilar en verano sobre pieles bronceadas y oscuras, con total seguridad.

Permite que el paciente se reincorpore a sus actividades cotidianas de manera inmediata, ya que no presenta efectos colaterales como irritación, enrojecimiento o manchas.

Se logra eliminar gran parte del vello del área tratada (hasta el 95%, según el tipo de piel y pelo).

Otro beneficio es la mejoría notable de la piel desde las primeras sesiones: desaparición de hiperpigmentaciones, de lesiones de foliculitis y de engrosamiento provocados por la presencia de pelo y el uso prolongado de sistemas de arrancado (pinzas, cera).

¿Qué vello puede ser eliminado por medio del láser?

El vello puede ser encontrado en 3 diferentes etapas de crecimiento:

  • Fase de crecimiento (anágena): el vello se ve.
  • Fase intermedia (telógena): el vello aún no ha atravesado la epidermis (piel), no es observable.
  • Fase estacionaria (catágena): el vello ya se ha caído. Debajo de la epidermis se encuentra el folículo piloso, que dará origen a un nuevo pelo.

El porcentaje de vellos que se encuentra en cada etapa difiere según la zona corporal y no es igual en todas las personas.

El único pelo que puede ser tratado por este medio es el que se encuentra en la 1.a fase, como su evolución es desigual, algunos se encontrarán en la etapa de crecimiento, otros en la intermedia y unos en la estacionaria. Por lo tanto, es necesario realizar varias sesiones para eliminar todos los folículos.

El pelo que fue destruido por el láser (etapa de crecimiento) continúa creciendo, pero luego de 1 o 2 semanas se cae y no vuelve a crecer, ya que el folículo piloso fue destruido. Los nuevos vellos que se tratan en las siguientes sesiones son aquellos que estaban en la fase intermedia o estacionaria, por eso es común que los pacientes no noten cambios luego de la primera sesión.

¿Cuántas sesiones se necesitan? ¿Con qué frecuencia?

El número de sesiones depende de cada persona, de la zona a tratar, del color del vello y del tipo de piel. Generalmente, de 8 a 10 sesiones. Algunas zonas, como el labio superior, pueden requerir más, debido a que de 100 folículos solo aproximadamente 15 se encuentran en la fase de crecimiento, y la mujer tiene una alta densidad en esa zona.

La frecuencia del tratamiento también depende de la zona y del crecimiento de cada paciente, generalmente cada 30 o 45 días.

Una vez finalizado, es recomendable que se realice 1 sesión de mantenimiento por año.

¿Quiénes pueden realizarse la depilación láser? ¿Quiénes no pueden?

Cualquier persona mayor de 14 años: en el caso de menores de edad los padres deberán firmar un informe con su consentimiento, antes de iniciar la primera sesión.

Si bien la depilación láser es un procedimiento de muy bajo riesgo, está contraindicado en forma absoluta o relativa en algunos casos: pacientes con cáncer —particularmente de piel o con un historial de coagulopatías_, embarazo, lactancia, pacientes bajo tratamiento con medicamentos que afecten la fotosensibilidad.

¿Cómo concurrir a la primera sesión?

Es importante entender que el pelo y su raíz deben estar para que el láser los destruya definitivamente, por eso no se debe utilizar ningún método de arranque por un período de 15 a 20 días previos. Por lo tanto, a medida que crece el pelo se lo puede rasurar, colocarle crema depilatoria o bien dejarlo crecer y rasurar un día antes de concurrir a la sesión, o el mismo día.

Concurrir perfectamente rasurado o afeitado y sin desodorante.

¿Qué hacer luego de la primera sesión?

Se debe esperar a que la piel expulse los vellos tratados con el láser. El tiempo de eliminación puede variar entre 1 a 2 semanas, de acuerdo con la zona y con cada paciente. De esta forma, se puede comprobar la efectividad del tratamiento.

En las siguientes sesiones el paciente se presentará rasurado o habiendo usado crema depilatoria: nunca pinza, ni cera, ni otros métodos de arranque.

Se recomienda no exponerse al sol sin protector 2 días antes y 2 días después de la sesión, y no concurrir ni con la piel irritada, ni habiendo usado cremas perfumadas, ni alcohol, ni perfumes, ni desodorantes, ni autobronceantes.

¿Tiene efectos adversos?

Puede presentar reacciones transitorias, aunque estas son muy poco frecuentes: enrojecimiento (puntos rojos), calor, prurito (picazón, ardor), decoloración o acentuación del color de las manchas y lunares en forma transitoria, ampollas, costras y moretones.

Contacto